jueves, 12 de febrero de 2009

Mas sobre la construcción de una flauta travesera.



La construcción de la flauta travesera tiene varias finalidades. Una de ellas es, que los alumnos comprendan mediante este trabajo manual que una columna de aire al vibrar dentro de un tubo produce un sonido y que este será mas agudo o más grave a medida que la columna de aire que vibra dentro de ese tubo tenga mayor o menor longitud.

Aprenderán también que el comportamiento de la columna de aire que vibra es siempre el mismo y que responde a las consideraciones que se expresan a continuación:

1. Cuanto mayor es la longitud de la columna de aire que vibra en un tubo de la misma sección o grosor el sonido será más grave.

2. Cuanto menor sea la longitud de la columna de aire que vibra en dicho tubo el sonido será más agudo.

3. Para conseguir los diferentes sonidos tendremos que alargar o acortar el tubo y esto se consigue mediante el tapado de los orificios que hemos abierto a lo largo del mismo.

4. Si la columna de aire que emitimos desde nuestros labios por la embocadura de la flauta la dirigimos hacia abajo lograremos sonidos que irán de medios a graves a medida que vayamos tapando los orificios y por lo tanto alargando el tubo.

5. Manteniendo la misma posición de los dedos al tapar los orificios, el mismo sonido lo podemos obtener una octava más alta si en vez de dirigir el aire hacia abajo a través de la embocadura lo dirigimos al frente y con más intensidad.

6. El secreto del sonido de las flautas traveseras no es más que el de una columna de aire que vibra, un bisel o borde sobre el que se dirige dicha columna de aire y un tubo cerrado por uno de sus extremos; el más cercano a la embocadura.

La incorporación del sistema “Bohem” (sistema de llaves a partir de 1847) en las flautas profesionales les permitió abarcar una tesitura de tres octavas.

Esta flauta travesera que construíamos en las clases de E. G. B. solo alcanzaba a lo sumo dos octavas y no servía para poder trabajar con ella en grupo, pues las afinaciones que conseguíamos no nos lo permitían. Al ser el tubo rígido de una sola pieza y no poseer distintas partes que se ensamblaran para de esta forma poder alargar o acortar el tubo no permitía conseguir una afinación en todas la flautas construidas por igual.

Es muy importante el lijado del tubo de caña en ambos extremos cuando lo seccionamos para obtener la longitud adecuada. Para realizar dichos cortes en la construcción de la flauta utilizaremos una segueta de acero al carbono para corte fino.

Un buen lijado asegura que no nos produciremos cortes cuando estemos trabajando con esa flauta. También hay que lijar los bordes de los orificios para no dañarnos o cortarnos en las yemas de los dedos al taparlos, así como los de la embocadura de la misma para no cortarnos los labios al tratar de introducir aire en el tubo a través de ella.

El tapón de corcho que tenemos que introducir en el extremo próximo a la embocadura debe colocarse a una distancia del centro de este orificio ovalado igual a la sección del tubo. La medición de esta separación se realiza introduciendo una aguja de tricotar por la abertura opuesta del tubo a la que hemos puesto el tapón, la única que quedará abierta en uno de los dos extremos. En dicha aguja habremos señalado previamente partiendo de la cabeza, extremo opuesto a su punta, esa longitud. Observaremos si la marca hecha en la aguja con la distancia del diámetro de la sección, coincide con el centro del orificio ovalado de la embocadura.

Es importante el introducir la aguja por la cabeza para así poder empujar el tapón y situarlo a la medida conveniente, pues de lo contrario lo que haríamos es pinchar dicho tapón dificultando su desplazamiento por el interior del tubo para conseguir la mencionada dimensión.

El tapón deberemos de adaptarlo a la sección del tubo mediante un buen lijado sobre la propia mesa de trabajo utilizando tanto lija gruesa como muy fina para eliminar cualquier arista que haya quedado después de los cortes previos que con una navaja habremos dado al corcho para conseguir de una forma más rápida el grueso del vacío del tubo y obtener de esta forma un perfecto acabado.

Una vez construida la flauta debemos hacerla sonar sin tapar ninguno de los orificios y para ello se coloca hacia el lado derecho paralela al hombro; es decir, atravesada en contraposición a las flautas rectas que se tocan hacia el frente inclinadas u oblicuas hacia el suelo.

Situaremos los labios en el agujero de la embocadura y emitiremos una columna de aire realizando una articulación con la lengua de la misma forma que cuando queremos deshacernos de cualquier partícula que involuntariamente penetra en nuestra boca.

Comenzaremos una vez haya sonado con todos los orificios destapados a cubrir el primer orificio. Éste es el que está más próximo a la embocadura; lo taparemos con el dedo índice de la mano izquierda y a continuación lo haremos sonar. Una vez conseguido el sonido repetiremos la misma operación tapando un orificio más utilizando así los dedos índice y anular de la mano izquierda para de esta forma ir alargando el tubo. Continuaremos el proceso con el resto de los orificios añadiendo un orificio más y así sucesivamente hasta llegar a producir sonido con todos los agujeros tapados.

Vuelvo a hacer hincapié acerca del sonido que podemos obtener de este instrumento una vez construido. Si la emisión de aire como he indicado en un párrafo anterior es suave y la dirigimos al fondo de la embocadura emitiremos sonidos graves y medios. Por el contrario si la columna de aire que emitimos tiene mayor intensidad y la dirigimos al frente obtendremos esos mismos sonidos pero a la octava.No obstante en un principio no lograremos sacar sonido con facilidad en todas las posiciones que digitemos. Tendremos que colocar perfectamente posicionados los labios en el orificio ovalado de la embocadura y mantenerlos en esa posición cosa del todo casi imposible en un primer momento.

En la imagen del plano que aparece en el artículo anterior, la longitud de una de las flautas está sin definir totalmente. Con esto quiero indicar que debemos cortar el tubo por exceso hasta que tengamos pegado el plano al tubo con nuestro adhesivo de barra que es es cuando deberemos darle el largo adecuado.

Espero que con en este artículo hayan quedado aclaradas la mayoría de las dudas que pudieran haber surgido al leer el anterior.

ADENDA SOBRE LA CONSTRUCCIÓN DEL "BISEL DE LA FLAUTA TRAVESERA."

En relación al comentario de un anónimo lector de fecha 13-04-09, en el que me comunica que en este artículo no indico nada sobre la construcción del bisel, valga este añadido para subsanarlo, no sin antes pedir disculpas por tan lamentable olvido.

Para comenzar mi respuesta creo que debo explicar el origen de este vocablo. La palabra bisel viene del francés y no es más que un corte oblicuo en el borde de una lámina o plancha. En el caso de la flauta que nos ocupa no es más que un corte oblicuo que se realiza en el orificio de la embocadura concretamente en el borde que queda frente a nosotros cuando situamos la flauta en la posición transversal para ejecutar cualquier melodía.

Dicho corte podemos realizarlo con diversas herramientas como pueden ser: una navaja, un pequeño cuchillo o un cúter. Lo podemos hacer a pulso lo que resulta bastante difícil ya que tenemos que cuidar que sea totalmente recto y que no tenga imperfecciones pues de esta forma conseguiremos mejor sonoridad en la flauta (sonidos más ricos en armónicos). O bien, fabricarnos una herramienta para poder conseguir nuestro propósito con la mayor perfección. Para ello tomaremos un trozo de un tablero, puede ser de aglomerado, de unos 18 mm de grosor. Mediremos unos 8 o 10 cm desde una de sus esquinas o vértice a ambos lados y marcaremos con un lápiz. Uniremos las dos marcas que nos han resultado con una línea y a continuación cortaremos por ella. Obtendremos de esta forma un objeto de madera prensada de forma triangular.

Sobre el corte que hemos hecho, que no es mas que la hipotenusa de un triángulo rectángulo isósceles, podemos atornillar una estrecha guía de aluminio sobre la que situaremos nuestro pequeño cúter o una de las cuchillas de repuesto de éste con la que podremos realizar el corte del bisel de la manera más cómoda después de haberla fijado concienzudamente. Le estaremos dando al bisel de esta flauta en construcción al utilizar nuestra recien fabricada herramienta, un corte oblicuo de unos 45º.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

no indicas como se hace el bisel

El Inquieto Jubilado Cristóbal dijo...

Anónimo lector perdona que hasta hoy por un motivo u otro no te haya respondido. Espero que con la explicación que he incluído al final del artículo en la "Adenda" quede plenamente satisfecha tu curiosidad.
Un saludo.